21 de dic. de 2012

HISTORIAS. No es una broma.


Una huelga de hambre es algo muy serio, no sólo por lo que supone físicamente para la persona que la efectúa, sino también por lo que como acción simboliza y significa. Por eso, sabiendo de sus ideas, sinceridad y convicciones, que Willy Uribe haya emprendido una huelga de hambre no es ninguna broma.

Hoy se cumplen 11 días desde que Willy dejó de ingerir alimentos. A pesar de la repercusión que su acción ha tenido en los medios de comunicación, y las más de 85.000 firmas que ayer al mediodía solicitaban el indulto de David Reboredo, la sensación que tengo, es que allí dónde se debería estar tratando seriamente este tema no se está haciendo nada. Como mucho, algunos representantes políticos han llegado a expresar unas pocas buenas palabras, pero en mi opinión las mismas contenían un escaso compromiso.

Que estos días se debata en el pleno del Ayuntamiento de Vigo una moción solicitando el indulto de David Reboredo, creo que si es bueno, llega tarde. El tema debería haberse tratado antes de su ingreso en prisión. Que en el Congreso sólo Izquierda Unida haya preguntado por la cuestión, y no sé si de un modo muy firme, también es vergonzoso. Y aunque esta actitud general no me sorprenda, no puedo evitar enfadarme, ya que demuestra un nuevo y total desprecio por parte de la clase política hacia los ciudadanos. Los puestos que ocupan son también para tratar, reflexionar y dar respuesta a las cuestiones que preocupan y alarman a los ciudadanos que los han votado, aunque sean cuestiones que les puedan parecer puntuales o que sólo afecten a una o dos personas. Este no es el caso. Aquí no sólo se demanda la libertad de David Reboredo, sino también el respeto a las decisiones del poder judicial por parte del poder político y una mayor trasparencia en la toma de decisiones. 

El otro día Cristina Fallarás se dirigía a Mariano Rajoy a través de una editorial en el diario El Mundo. Su escrito, muy serio, terminaba con una frase también muy seria: un hombre en huelga de hambre no es una broma.


Podéis firmar solicitando la libertad de David AQUÍ.

Podéis firmar también, apoyando a Willy en su acción, firmando AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada