12.8.19

Choco-Champ 2019


Cuando Pablo me contó hace meses la idea que él y Diego, con la estimable ayuda de Pepe Agulló y otros amigos, llevaban desarrollando desde hacía tres veranos, aquello me pareció genial.

Hace años, viendo el Pantín Classic con unos amigos recién iniciados en el surf, estos quedaron sorprendidos por la dinámica de un campeonato profesional: las mangas que se suceden sin parar, la retransmisión de los speakers, las prioridades, los criterios de puntuación... Su comentario fue que para alguien con poco nivel como ellos, participar algún día en un campeonato, parecía una utopía..., aunque sería una experiencia que les gustaría vivir. ¿Y por qué no hacerlo? Fue así como surgió la idea del Choco-Champ, un evento con su zona de competición, sus jueces, sus mangas "man to man", sus speakers, sus lycras, su megafonía..., dirigido a personas, también apasionadas del surf, a las que no se les pasaría nunca por la cabeza participar en un campeonato (o no se creen capaces, o con el nivel, de poderlo hacer).

Los días previos, Pablo, con su especial humor, fue presentando a través de instagram a todo el staff y participantes para que nos fuésemos conociendo. También distribuyendo horarios, mangas y normas del campeonato. El día antes, con un mar de los que no suelen ser comunes en verano, llegó a cundir el pánico entre algunos de los participantes. Pero como muy bien se explicó desde la organización "en ningún momento se nos ocurriría poner su vida en peligro y jugarnos la nuestra protegiéndoles (...). Así que dejen de actuar como si fuesen La Voz de Galicia y el mundo se viniese abajo. Habrá surfing, y del bueno!!". 

Así que el sábado nos reunimos los convocados (y los preocupados) en la Playa de la Cristina en Valdoviño para la IV edición del Choco-Champ, en su categorías de Chocos, Chocas, Choquitos, Choco Boogie, Choco-Pro y Expresión Session. Las olas eran perfectas para un evento como este, y el día acompañó. Buena música, comida y bebida a pie de playa. Estuve en el agua compitiendo, haciendo fotos, juzgando (por eso, fundamentalmente, faltan fotos de muchas mangas)... Once horas que pasaron volando hasta la gran cena y entrega de premios en el Camping de Valdoviño.

Pero nadie mejor ellos mismos para contarlo: "Amanecemos con ese sentimiento de ir por el aire! Gracias a todos los chocos, a los de siempre y a los nuevos. Ha sido un día especial, la luz, las olas, la temperatura... El buen rollo, el compañerismo, la amistad y el amor. Ninguno ha faltado en esta edición. Desde la organización queremos agradecerles a todos la participación, las risas y la ayuda. Agradecer infinitamente a los sponsors por el apoyo incondicional, desinteresado y paternal que han mostrado con el @choco_champ. Sin ellos, y sin los chocos, nada de esto sería posible. Y agradecer a la preciosa e inigualable playa de Valdoviño por estar siempre ahí, natural, salvaje y única...".

Nos vemos el próximo año.