21/10/2014

VIDEOS. Preparando el otoño.



Tras cinco días sin internet por fin hemos recuperado la conexión. Es una de las desventajas que tiene vivir en el rural, pero parece que esta vez se han arreglado las cosas para mejor.

Hace ya unas cuantas semanas que Luís me pidió que le editase un vídeo para un nuevo patrocinador que acababa de conseguir. La verdad es que no recuerdo el nombre. Su idea era, en poco más de un minuto, recopilar algunas de las mejores imágenes que le he grabado, de modo que éstas sirviesen como presentación y bienvenida a la marca. 

No sé que uso finalmente se le habrá dado al vídeo, pero ahora que empieza el otoño, estas imágenes, muchas de ellas grabadas en días con frío, viento y olas con fuerza, me sirven para mentalizarme sobre la temporada que ahora empieza. De momento no ha habido grandes baños, y curiosamente he usado más el tablón que la tabla corta, sobre todo en San Jorge. Creo que el haber descubierto el longboard me ha dado una visión distinta, y que el número de días, y el rango de olas con las que poder ir al agua, ha aumentado muchísimo, sobre todo esos días en los que el mar está muy pequeño para San Jorge, y grande para el resto de playas.

15/10/2014

CITAS. Onda Longa. V Edición.


Ya ha pasado el primero de los siete fines de semana del periodo de espera de Onda Longa, una de las citas que todo el que disfrute con el surf y las olas no se debería perder. ¿Y qué tiene de especial este evento? Pues además de celebrarse en la ola que está considerada como la más larga de Galicia, el Festival es una excelente oportunidad para compartir con otros esta gran pasión que nos une, todo ello en un lugar mágico y en medio de un gran ambiente.

Si el Festival tiene un periodo de espera tan largo, es porque el Pedrido sólo funciona en una determinadas condiciones de mar, no siempre frecuentes en invierno. El Festival se anunciará con 4-5 días de antelación, y coincidiendo con su anuncio, estrenaremos la película que grabamos el año pasado y que se ha proyectado hasta ahora en el Campeonato "O mellor dos mellores", organizado por GAL en Bastiagueiro en febrero pasado, en el Festival de Salinas, y en el Festival de Cine de Pantín. Será esta una buena manera de celebrar el anuncio de Onda Longa.

Este año sé que voy a disfrutarlo al máximo. La primera edición me la perdí. El segundo año fui con gripe y no entré al agua. El año pasado, aunque cogí algunas olas, me dediqué sobre todo a grabar. Así que en esta edición, aunque no pienso abandonar la cámara y habrá video, seré uno más de entre los participantes.

Por último felicitar a Oskar Escribano por el gran diseño del cartel de este año.

12/10/2014

HISTORIAS. Roberto Zilles.


Hace dos años, con motivo de la 25 edición del Pantín Classic, y como acto especial de aquella conmemoración, la organización decidió reeditar la final celebrada en la primera edición del campeonato, a la que habían llegado Jorge Imbert, Fernando Adarraga, el brasileño Roberto Ziller (con lycra verde) y Balbi Irisarri. Jorge, Fernando y Balbi en seguida confirmaron su asistencia. Al que iba a ser más difícil de localizar era a Roberto. Sin embargo, y a pesar del tiempo transcurrido desde su última estancia aquí, creo que todos pensamos que lo encontraríamos, sobre todo por las facilidades que hoy en día internet ofrece para este tipo de búsquedas.

La primera de las pistas situó a Roberto como profesor, doctor en física, en una de las universidades de la ciudad de Karlsruhe en Alemania. Los intentos de contactar con esta universidad, y averiguar si Roberto trabaja todavía allí, resultaron infructuosos, por lo que se recurrió a una familiar, creo que de Vicente, que trabajaba en Alemania, también en una universidad. Aún así no se le encontró.

Insistiendo en la red, llegué a encontrar un vídeo en el que una persona, con su mismo nombre, y con cierto parecido físico, participaba en una concentración frente a una empresa de tecnología, en concreto de sistemas informáticos, protestando como trabajador por los últimos despidos. El video lo situaba de nuevo en Alemania. Escribimos a esa empresa, pero nadie contestó.

Pocos días antes de que comenzase el campeonato, Gonzalo Barro me contó que había tenido noticias que situaban a Roberto en Brasil, aunque no sabía decirme en qué lugar concreto. Pero ya no había tiempo, así que sin poder localizar a Roberto, se repitió la final de 1988, aunque con sólo tres surfistas en el agua.

Hace unas semanas, cuando publiqué la entrada dedicada a Vicente Irisarri, recibí en el blog un comentario anónimo cuyo autor se identificaba como Roberto Zilles. Buscando información sobre Pantín, Roberto dio con el blog y supo de nuestra búsqueda. La clave de no haberle encontrado estaba en su apellido: no es Ziller, es Zilles, con "ese".

"Buscando información sobre Pantin he tenido una mescla de nostalgia y alegría al encontrar "desdelacroa". La nostalgia viene de echar de menos los fines de tarde en Pantin con Vicente y demás en los años de 1988 y 1989, donde compartimos olas (muchas olas), la alegría está en haber podido volver un poco en el tiempo y saber que el espirito sigue el mismo. Escribo como Anónimo pero soy Roberto Zilles y no Roberto Ziller (el cambio del "s" por el "r" quizas tenga dificultado encontrar pistas mías)".

Aquel Roberto Ziller que buscamos por Alemania, doctor en física y especialista en control de algoritmos, no era Roberto.

Roberto Zilles, que también es físico, trabaja en la actualidad en la Universidad de Sao Paulo, y es uno de los máximos especialistas mundiales en energía solar. A finales de los ochenta y principios de los noventa estuvo viviendo en España, a donde vino a estudiar Ingeniería de Telecomunicaciones. Tras hacer un doctorado sobre energía solar regresó a su país, en donde ha desarrollado toda su carrera profesional.

Tal y como me contaba a través del correo electrónico, continua vinculado al surf. Uno de los últimos proyectos en los que está involucrado es en la promoción del uso de la energía solar en el circuito profesional de surf. De hecho, y en el próximo Prime de Itacaré, se montará un sistema que permitirá que toda la energía que precisa el campeonato para su celebración provenga del sol.

Se puede ver a Roberto, precisamente hablando lo vital que el sol es para él, pulsando aquí.

Espero poder dedicarle pronto una entrevista en desdelacroa, y verle surfear en Pantín cuando se celebre la edición 30 del Pantín Classic.

10/10/2014

LETRAS. La historia del Surf en España.


Hace meses contaba en el blog como había tenido la fortuna de disfrutar de uno de los pocos ejemplares que en papel se habían editado del libro "La historia del surf en España", escrito por Daniel Esparza.


Si hoy vuelvo a hablar de él en el blog es porque por fin, Daniel ha conseguido uno de los objetivos que se había marcado al comenzar esta aventura: lograr que el libro fuese accesible a todo el mundo en su versión en papel. El libro ya está a la venta en Amazon, y no puedo más que recomendaros su lectura, sobre todo si tenéis interés por la historia del surf en España, y principalmente la de los primeros años, aquellos que van desde las expediciones de Magallanes en el Pacífico durante el siglo XVI, hasta la eclosión del surf en nuestras costas a principios de los ochenta. Y no sólo lo digo yo, sino que otros que también lo han leído comparten mi opinión:

“Sea una forma de vida o no, sea la ola perfecta o la borrasca, lo importante es que el surf, uno de los deportes más antiguos de la humanidad, trasciende el ámbito de lo lúdico, se inserta en lo cultural, y traza su propia historia. Así lo muestra el libro de Esparza”. 

-Willy Uribe

“La historia del surf en España es mi libro favorito de surf. De todos los que tengo, es el que me llevaría a una isla desierta. Un libro en el que Daniel nos sorprende con los descubrimientos y hechos que cuenta. Un libro que todo aquél que sienta el surf en el corazón, debería tener y leer”.

-Alfonso Biescas

“Daniel Esparza nos sumerge en un apasionante viaje al pasado, la historia de cómo todo empezó”.

-Pedro Temboury, cineasta y productor

“De nuevo un trabajo profundo y riguroso de Daniel Esparza, al que ya podemos considerar como el padre de la historia del surf en Europa”.

-Juan Manuel Santana, Catedrático de Historia, Universidad de Las Palmas.

“Nunca imaginé que el surf tuviera una historia tan fascinante y profunda como la que se refleja en este libro”.

-Jirí Chalupa, historiador e hispanista, University of Ostrava

Recordaros también que la versión en papel tiene desde hace meses una extensión en la red a través de Olo Surf History, en donde se está publicando información y material gráfico de estos orígenes, alguno no incluido en el libro.

4/10/2014

HISTORIAS. Golden Wave 2014. La crónica.


El sábado pasado fue un día intenso de surf. Con olas de un tamaño aceptable, y con varios picos rompiendo a lo largo de la playa, el día dio para más de un baño. En mi caso para cuatro. Además de las olas, unidos de los motivos para estar tanto tiempo en el agua estuvo en la celebración de la V Concentración de pioneros del surf en Galicia. La idea, que surgió de Juan Chedas hace 5 años, nació con un doble objetivo: reconocer el mérito de los primeros surfistas gallegos, pero sobre todo, ser la disculpa perfecta para que un grupo de amigos, al menos una vez al año, se encontrase.

La primera edición se dedicó a Juan Abeledo, la segunda a Carlos Bremón, la tercera a Tito Fariña, y la cuarta a los cuatro de Patos: los hermanos Montenegro, Nicolás Pita y Ángeles Vega. Este año el homenajeado fue Vicente Irisarri. De él habría tanto que decir, y sólo en su vertiente de surfista, que no bastaría con un párrafo. Pero si hubiese algo que destacar, eso sin duda sería su sincera amistad.

Tras la tradicional foto de grupo, todos fueron al agua. Al contrario que otros años, casi no hice fotos, ya que yo también quería coger mi olas. Chicho Torreiro se marcó uno de los pocos tubos que se pudieron ver durante la tarde. Fernando Adarraga se lanzó a por las más grandes, y protagonizó también las caídas más espectaculares. Super recuperó una vieja Rufo's de color amarillo rescatada de un garaje de Malpica, que me sorprendió por su rapidez y la facilidad con la que superaba las secciones. José Irisarri y Nicolás Pita intercambiaron tablas y olas, y Nacho Montenegro llegó con alguna hasta la orilla. Y como no, Vicente y Carlos, demostraron su clase en algunas de las mejores izquierdas.

Por la noche, hubo momento para la charla, para recordar anécdotas y recuperar viejos vídeos con imágenes de Doniños y Patos de finales de los setenta y principios de los ochenta. Y también para pensar en la edición del próximo año.

Todas las fotografías, salvo la primera, de Pichero (hasta la foto de Gonzalo Cueto), y desde esa, del propio Gonzalo Cueto.











25/9/2014

HISTORIAS. Vicente Irisarri.



La convocatoria de la V concentración de pioneros del surf en Galicia, organizada un año más por Juan Chedas, y que se celebrará este sábado 27 de septiembre en la playa de Doniños, se ha convertido en el impulso definitivo para que en desdelacroa cumplamos con una de nuestras cuentas pendientes con la historia de los orígenes del surf en Galicia: publicar una entrevista con Vicente Irisarri. Vicente, por cierto, será el “homenajeado” de este año.

Al igual que me está ocurriendo con Carlos Bremón, el tener a Vicente tan cerca, siempre disponible, ha hecho que nuestro encuentro se fuese retrasando. Finalmente su relato de aquellos años, en lugar de ser individual, ha sido recogido a través de una conversión conjunta con él y sus hermanos surfistas. A pesar de ello nuestra conservación se mantiene todavía pendiente, sobre todo porque Vicente no es sólo un personaje esencial de los orígenes del surf en Galicia, sino también en toda la trayectoria de este deporte en nuestra comunidad.

Hoy no publicaré la entrevista de la familia Irisarri, sino que recuperaré la que Willy Uribe realizó a Vicente en el año 2005. Aquella entrevista, que no recuerdo en que medio se publicó, se ha actualizado con alguna referencia nueva, y un pequeño texto introductorio escrito, también hace años, por Virgina Salvo.


Él mismo reconoce que los cuatro pilares básicos de su vida son la política, el surf, la familia y el trabajo. Conociendo a este vigués con pinta de Quijote no se sabe bien cuál de estos cuatro pilares ocupan el primer lugar. Son cuatro facetas de su vida que le apasionan y vive intensamente. Al mismo tiempo que las disfruta, intenta transmitirlas a quienes le conocen. Como ejemplo basta con verle micrófono y prismático en mano siguiendo la evolución de los surfistas que vienen a las frías aguas de Galicia a competir en el Pantín Classic, del cuál él ha sido el principal impulsor.

El apellido Irisarri es además todo un referente para el surf gallego. Vicente, pionero en la introducción del surf en Galicia, tiene trece hermanos, seis de ellos surfistas. Además sus hijos, Pablo y Cristina, son también surfistas.

Pero si la figura de Vicente es transcendental en la historia del surf gallego, además de por haber sido el impulsor principal del Pantín Classic, es porque a principios de los ochenta se constituyó como el nexo de unión entre las tres áreas principales del surf gallego: Vigo, La Coruña y Ferrol. Vicente nació en Vigo, en donde residió y surfeó hasta los 26 años. Después, por cuestiones laborales, debidas a su formación como ingeniero naval, se mudó a Ferrol, y trabajó en La Coruña. Su carácter abierto y dialogante no sólo ayudó a disminuir la rivalidad entre las tres zonas costeras, sino que ha permitido que a lo largo de los años se hayan tendido robustos lazos de unión entre las distintas comunidades de surfistas gallegos.

¿Cómo fueron los comienzos del surf en Galicia?

Realmente mis hermanos y yo siempre estábamos en el mar, nadando, pescando, navegando. Empezamos a sentir esa gran pasión por el mar, y por todas las actividades que se desarrollaban en él, en los primeros setenta, por lo que se puede decir que nuestra transición hacia el surf fue parte de un proceso natural. En 1975 coincidimos un día en la playa de Patos con Víctor Montenegro y Nicolás Pita, amigos del colegio. Víctor había comprado en 1969 la primera tabla que hubo en Vigo, y junto con Nicolás, la mujer de éste, Ángeles, y su hermano Nacho, estuvieron surfeando en solitario en la playa de Patos hasta nuestra aparición. Tras encontrarnos con ellos toda nuestra ilusión era conseguir una tabla, que finalmente fue una Dick Brewer de color azul, comprada a Nicolás, que Macamen me regaló en diciembre de 1975. Después vendrían otras tablas. En Vigo fuimos más compradores que fabricantes. En La Coruña, en cambio, eran más artesanos, se hacían las tablas ellos mismos, sobre todo Rufino, que a principios de los setenta creó la primera marca de tablas de surf gallega, Rufo’s Surfboards.

A pesar de las dificultades de suministro, nos las fuimos arreglando para conseguir más tablas, y poder entrar todos al agua. Uno de mis hermanos comenzó a trabajar a principios de los ochenta en el departamento de calidad de flota de Pescanova, por lo que periódicamente viajaba a Sudáfrica. Fue así como, y gracias a sus viajes, llegaron a Galicia muchas tablas que de otro modo serían inaccesibles: por ejemplo en uno de esos viajes pudo traer las primeras Energy de Simon Anderson, los primeros thrusters, en el mismo momento en el que se estaba produciendo la transición de los twinfins a las tablas de tres quillas. En las reuniones que teníamos con los de La Coruña se reían de nosotros al vernos con tablas tan pequeñas. Aunque ellos siempre iban un escalón más atrás técnicamente, sin embargo en el agua eran mejores que nosotros porque tenían mejores olas. En cierto modo nos complementábamos. Recuerdo otra ocasión en la que le llevé una Mark Richards a Rufino, quien hizo cuatro copias perfectas que mejoraban incluso la original. Fue una época muy bonita, con todas esas anécdotas sobre la parafina, los trajes, ..., que todo el mundo que lleva años surfeando puede contar.

¿Cómo ha sido tu desarrollo en el surf? ¿Qué aspectos consideras más interesantes?

Resido en Ferrol desde hace 33 años. Este es un dato importante. Nací en Vigo y en el año 1978 me fui a trabajar a La Coruña. Los dos grandes polos del surf en Galicia en aquellos años eran Vigo y La Coruña. Entonces yo serví un poco de nexo de unión entre las dos ciudades, rivales en tantas cosas. En el año 1981 me traladé a Ferrol por motivos laborales y coincidí en mi llegada a la ciudad con la de Carlos Bremón. Juntos impulsamos bastante el surf en esta zona de Galicia.

El haber nacido en Vigo, trabajar en Coruña y después en Ferrol, y vivir en Ferrol, me ha permitido tener unas relaciones excelentes con todo el surf gallego. También por mi trabajo, por mi carrera profesional, y por la edad, he tenido acceso a determinados estamentos de la administración a los cuales he dado una auténtica murga con el surf. Les he demostrado que en Galicia, una comunidad que no es económicamente fuerte, los deportes que no necesitan instalaciones, donde la naturaleza ha creado esas instalaciones, son deportes que hay que cuidar. Probablemente el Racing de Ferrol jamás llegue a jugar la Copa de Europa de fútbol, pero sin embargo en surf si podemos destacar. He tenido la suerte de poder explicar estas ideas a algunos políticos y administradores, si bien con no demasiado éxito. Pero bueno … creo que he conseguido más que si no hubiese tenido esa oportunidad.


También estuviste entre el grupo que fundó el Océano Surf Club.

El club nació en Ferrol en el año 1987. La idea y el impulso definitivo surgió tras una charla de piscina con Carlos Bremón. Es el club pionero de Galicia y ya desde aquellos días comenzamos a poner en práctica una vieja idea: hacer un campeonato de verdad, algo que perdurase en el tiempo al estilo del Bells Beach u otros campeonatos: así nació el Pantín Classic.

Han pasado 27 años desde la fundación del club. Lejos quedan ya aquellos días en los que el cartero trataba de localizar inútilmente nuestro inexistente local social en la playa de Doniños para entregar una carta.

¿Cuál es tu época preferida de la historia del surf?

Todo lo pasado, con el transcurrir del tiempo, toma un carid romántico que lo hace especial. En aquellos años nos conocíamos todos. Los progresos eran enormes. Hacías un viaje y volvías diciendo que habían cambiado todos tus conceptos. Viajar a Doniños desde Vigo era una auténtica aventura. Esa fue la mejor época. Pero también hoy hay determinados momentos en los que el surf me recuerda aquellos días. Por ejemplo, algunos baños en O Barqueiro en invierno tienen ese sabor: lugares solitarios, con muy poca gente alrededor, que además realmente entienden lo que significan esos momentos.

¿Por qué tus hijos son surfistas?

Si a tu hijo le obligas a hacer surf probablemente salga torero o algo que tú nunca has querido ni soñado. Sin embargo creo que si eres capaz de transmitirles los valores que tú tienes, por la vía del ejemplo, es suficiente para que se enganchen. Y mis hijos han nacido en el mar y van a ser surfistas durante toda su vida. Van a recordar su niñez y su primera juventud siempre. La receta es esa, la libertad. Un valor básico en el surf y en la vida.


Carlos Bremón y tú ¿Aguanta alguno más de la vieja guardia?

En Coruña aguanta Tito, que es una auténtica institución. Sigue en activo y es el máximo de la bohemia en el surf, con un nivel de juventud mucho mayor que la mayoría de los jóvenes, aunque ahora le llaman “Viejo”. Sigue haciendo tablas e inventos raros. Fue un magnífico pescador submarino. Un hombre de mar al estilo clásico. Para mí es una persona muy especial, con el cual he tenido grandes discusiones y a la que aprecio mucho. Él luchó denodadamente para que en el primer Pantín Classic no entrara nadie que no fuese de Galicia. Tenía esa manía del localismo. En Vigo éramos más abiertos, comprendíamos que no nos podíamos cerrar.

Estoy convencido de todos modos, y a pesar de que el tiempo pase, que se puede hacer surf toda la vida. Hace poco descubrí que tenemos un Premio Nobel de Química que en la actualidad tiene 88 años, y que además de dar clases en California, dice que sigue haciendo surf dos días a la semana. Carlos y yo vamos por ese camino.

Galicia Calidade es un buen eslogan que tiene mucho de cierto ¿Te imaginas en algún otro lugar?

La verdad es que sí. En ese sentido soy muy abierto, hay cielos en muchas partes. El pensar que lo tuyo es lo mejor es un craso error. Estoy seguro y lo sé, que hay muchos lugares en el mundo con más y mejores olas que en Galicia. Está mal decir que eres el campeón del mundo de nada, ni el mejor en nada. Por ejemplo Mundaka; como ella no hay ninguna ola en Galicia, pero claro, no rompe todas las veces que debería de romper y cuando rompe ya no la puedes coger en las condiciones que a ti te gustaría. Son cosas a considerar. Galicia tiene es una geografía que te permite, por las rías, hacer surf casi todos los días del año. Porque hay playas orientadas a todos los vientos. Playas muy protegidas y playas muy abiertas. Eso es lo que más valoro de Galicia. Porque el agua está fría. Pero seguro que Costa Rica, Nias, Hossegor y otros lugares … Mira, siempre les he dicho a mis hijos: nos esperan en Perú, nos esperan en Hawaii, nos esperan en California y en el País Vasco. Por eso lo de los localismos me parece algo difícil de entender.