26.9.17

Algunas Rufo's del Rufo's Tribute y Los Derrumbes.


"El primer recuerdo que tengo sobre surf es la llegada a nuestro grupo de amigos de un paipo de fibra que Tito y un sobrino mío habían conseguido. Como yo era el manitas del grupo, me preguntaron si sería capaz de hacer algo parecido. Mi sobrino trabajaba en una empresa de aislamientos, por lo que él se ofreció a conseguirme todo el material necesario: la espuma de poliuretano, la resina, la fibra, … Como referencia en cuanto a medidas y formas tomé las de un tablón de 2,40 metros que usaba Carlos Bremón, al cual habíamos conocido semanas antes. 

Sin más información que la que podía ofrecer el paipo, el cual “diseccionamos” en dos para ver como era su estructura interior, y las dimensiones y formas del tablón de Carlos, me lancé a la que fue la fabricación de mi primera tabla. Del análisis del paipo y del tablón llegué a la conclusión de que la tabla a construir tendría que ser un objeto muy robusto. Mi problema era como lograrlo, y más en un artefacto que había de medir 2,40 metros de largo. 

El foam que habíamos conseguido tenía una densidad de 35 kg, que acabó revelándose como muy baja, por lo que una de las primeras determinaciones a las que llegué fue que para lograr una estructura fuerte, tenía que construir una tabla con un alma robusta, y reforzar toda la superficie con varias capas de fibra. Fue así como construí un alma en madera de teka de 4 cm de espesor, a la que encolé dos bloques de espuma de poliuretano. Tras darle la forma al foam, lo envolví en tres capas de fibra con abundante resina.

Carlos Bremón, que de todos era el que más se manejaba en las olas, fue quien la probó. La tabla pesaba una barbaridad, y cuando la echamos al agua, apenas flotaba. Aquello fue una gran desilusión. A pesar de todo, Carlos fue capaz de coger algunas olas, por lo que también quedaba claro que el diseño era válido, y lo que tenía que hacer era perfeccionar la construcción, yendo hacia una estructura más ligera, y por tanto con mayor flotabilidad".

Así empezaba la historia de Rufo's Surfboards y de sus siguientes más de 300 tablas.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario